Emergencia


Al servicio de emergencia médica de una localidad balnearia llama 
desesperado un turista:
 
─¡Ayúdenme! ¡Me quedé dormido al sol boca arriba en la playa y ahora estoy todo quemado! ¿Qué puedo hacer?
 
─Esta noche, al acostarse -le responde el médico- unte todo su cuerpo con
 
una crema de Aloe, tómese 2 pastillas de Viagra y -lógicamente-, duerma boca arriba.
 
─Lo del Aloe y dormir boca arriba, lo entiendo, pero... ¿para qué las
 
2 pastillas de Viagra?
 
─¡Para que la sábana no le toque el cuerpo...!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.