Indio en casa de citas


Llega un joven indio a una casa de citas y le dice a la encargada: 
─¡Indio quelel mujel!, ¡indio quelel mujer!
 
─¿Tienes experiencia, joven indio?
 
─¡Pos… no!
 
─Entonces en ese caso, vete a la selva donde vives, búscate un árbol con un huequito, practica allá por un mes y regresas…¿de acuerdo?
 
El indio se va, practica como la mujer le dijo y al mes regresa con una tabla debajo del brazo. Al llegar le dice a la mujer:
 
─¡Indio quelel mujel…, ¡indio tenel expeliencia!
 
La mujer lo hace entrar y llama a una hermosa mujer para que lo atienda.
 
La mujer y el indio suben al cuarto, ella se desviste y el indio coge la tabla y le da tremendos tablazos en las caderas.
 
La chica, muy enojada, le dice:
 
─¿Qué te pasa, indio bruto, por qué me pegas con esa tabla?
 
Y el indio le dice:
 
─Indio quelel asegulalse que tú... ¡no tenel avispas en güequito!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.