El humor pastuso

La fama de los pastusos obedece a su buen sentido del humor. Su particular forma de hablar es muy graciosa; y, aunque nos mofamos de ellos, los admiramos por su bagaje intelectual.
Ellos se inventan los chistes en los que resultan perdedores y en los que se vengan del resto de parroquianos del país.
Nos burlamos de ellos por lo torpes. Del mismo modo de los antioqueños (paisas), por exagerados; de los costeños, por perezosos; de los bogotanos (rolos), por creídos; o de los santandereanos, por cascarrabias. Pero son solo estigmas que se han creado, reflejando la diversidad cultural.
Y yendo más allá, de los argentinos decimos que se creen superiores al resto del mundo; de los españoles (gallegos), que son mal hablados; y de los mejicanos, que son machistas y bravucones.
Mejor dicho: Los pastusos crean sus propios chistes, ¡pero se enverracan... cuando se los explican!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.