Lo que me pasa


Salí de Medellín a Bogotá y en el aeropuerto entré a un lujoso restaurante, el mesero me dice:
─¿Le traigo la carta al señor?
─¡Cómo así…! ¿acabo de llegar… y ya me escribieron?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.