Mostrando las entradas con la etiqueta Pareja. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Pareja. Mostrar todas las entradas

Al pie de la letra

El esposo regresa de misa, entra a la casa corriendo y se dirige a la esposa.
Con una gran sonrisa la abraza, la levanta tiernamente en sus brazos y danza con ella en el aire alrededor de todos los muebles de la casa.
─Pero, ¿qué es lo que dijo el padre en el sermón?, le pregunta ella. ¿Acaso dijo que los esposos tenían que ser más cariñosos con sus esposas?
─¡Nooooo! -contesta el marido. El padre dijo que teníamos que cargar nuestras penas con alegría y júbilo.

Experiencia

Primera noche de una pareja de recién casados. Cuando se van a la cama, ella le dice al novio:
─¿Sabes, mi amor? ¡no te lo había dicho, pero yo no sé hacer nada de nada!
El novio le responde:
─No te preocupes, linda: tú te desnudas, te relajas sobre la cama y... yo haré el resto.
Ella le dice:
─No, mi cielo, eso lo hago perfectamente…, lo que no sé hacer es lavar, plancha cocinar…

Experiencia


Primera noche de una pareja de recién casados. Cuando se van a la cama, ella le dice al novio:
─¿Sabes, mi amor? ¡no te lo había dicho, pero yo no sé hacer nada de nada!
El novio le responde:
─No te preocupes, linda: tú te desnudas, te relajas sobre la cama y... yo haré el resto.
Ella le dice:
─No, mi cielo, eso lo hago perfectamente…, lo que no sé hacer es lavar, plancha cocinar…

Al pie de la letra


El esposo regresa de misa, entra a la casa corriendo y se dirige a la esposa.
Con una gran sonrisa la abraza, la levanta tiernamente en sus brazos y danza con ella en el aire alrededor de todos los muebles de la casa.
─Pero, ¿qué es lo que dijo el padre en el sermón?, le pregunta ella. ¿Acaso dijo que los esposos tenían que ser más cariñosos con sus esposas?
─¡Nooooo! -contesta el marido. El padre dijo que teníamos que cargar nuestras penas con alegría y júbilo.

Elogios


La mujer está desnuda, mirándose en el espejo de la habitación.
No está feliz con lo que ve y dice al marido:
─Me siento horrible; parezco vieja, gorda y fea. Realmente necesito un elogio tuyo…
Y él le responde:
─¡De la vista… estas perfecta!

Celoso


Un hombre llega a su casa y encuentra a su mujer haciendo el amor con su mejor amigo, saca la escopeta y lo mata.
Y la mujer muy disgustada, le dice:
─¡Sigue así... y te vas a quedar sin amigos!

Tímido


Una señora le dice a su esposo:
─Los nuevos vecinos son tan amorosos, él la besa, la abraza, la acaricia.- ¿Por qué tú no haces lo mismo?
─¡Porque yo casi no conozco a esa señora!

Con firmeza


Una mañana el marido se despierta y le pellizca una nalga a su mujer y le dice:
─Si hicieras ejercicios para darle firmeza a ese rabito, podríamos librarnos de esas pantaletas.
La mujer se controló y le pareció que el silencio era la mejor respuesta.
Al otro día el marido despierta y le da un pellizco a los senos de su mujer y dice:
─Si consiguieras dar firmeza a esos pechitos podríamos librarnos de ese sosten tan molesto.
Aquello excedió el límite y el silencio definitivamente no era la mejor respuesta.
Entonces ella se volteó hacia él, le agarró de donde sabemos, y le dijo:
 
─Si tú consiguieras dar firmeza a "esto", ¡podríamos librarnos del cartero, del jardinero y del lechero!

Enamorados


- Querido, cuando nos casemos, compartiré contigo todas tus desgracias y problemas…
- Pero... ¡si no tengo!
- He dicho: cuando nos casemos.

Malicioso


En la alcoba, el anciano susurra al oído de su esposa:
─Mijita, mi amorcito, ¡estoy sin calzoncillos!…
─¡Ay, duérmete tranquilo!... ¡mañana te lavo unos!

Pescado


Una pareja fue a cenar a un restaurante de comida de mar. La esposa se levanta al baño y mientras tanto el mesero se acerca y pregunta:
─¿Vino con su bagre, señor?
─¡Pués si..., no ve que está de cumpleaños!

En las últimas


En el consultorio, al final de la tarde, el médico da la pésima noticia: 
─Usted, señora, tiene seis horas de vida…
 
Desesperada, la mujer corre para su casa y le cuenta a su marido.
 
Los dos deciden gastar el tiempo que le queda de vida de ella, haciendo el amor.
 
Lo hacen una vez, pero ella pide repetirlo.
 
Lo hacen de nuevo, y ella pide más.
 
Después de las tres veces, ella quiere de nuevo, y el marido le dice:
 
─¡Ah, no…, ya basta! Yo me tengo que levantar temprano mañana… ¡y vos no!

Entre novios


Unos novios pastusos, hablan sobre la ropa que usarán el día de su boda.
─¡Pues yo iré de vestido blanco, pero… sin velo, no me caso!
Y él –bajándose el pantalón– le dice:
─¡Pues, miralo, miralo…!

Noticias


Un hombre salió de la Bogotá para pasar unas vacaciones en la ciudad de Cartagena. Al llegar al hotel, el esposo decide mandar un e-mail a su mujer. Como no encontró el papelito en donde había anotado la dirección de ella, trató de recordarlo de memoria.
Por mala suerte se equivocó en una letra, y el mensaje fue a parar a la dirección de la esposa de un pastor fallecido el día anterior.
 
Cuando la señora fue a revisar sus e-mails, dio una ojeada al monitor, gritó de horror y cayó muerta en el piso. Al oír el grito, su familia corrió hacia el cuarto y leyó lo siguiente en la pantalla: "Querida esposa, acabo de llegar. Fue un largo viaje. Aquí todo es muy bonito. Muchos arboles y jardines. A pesar de tener aquí pocas horas, me gusta mucho. Ahora voy a descansar. Hablé con el personal de aquí y... está todo preparado para tu llegada mañana. Estoy seguro de que te va a encantar. Besos de tu amoroso esposo. P. D.: Aquí hace un calor infernal...!".

Invitación


Una mujer muy melosa y sensual, me invitó a su apartamento, ya sentado en la sala, me dijo:
-Espérame aqui, papito, voy al baño a asearme un poco, me maquillo, me pongo mi baby doll, luego paso a la cocina y te preparo una bebida afrodisiaca, me meto en la cama y...
Lo único que pude decir, fue:
-¡No mijita...yo mejor vengo otro día! ¡cuando estés mas desocupadita!

De aniversario


La mujer le dice a su marido:
─Mi amor, hoy es nuestro aniversario de bodas..., ¿por qué no matamos un pollo?
Y él le contesta:
─¿Qué culpa tiene el pobre pollito, por qué no matamos a tu hermano...,
que fué quien nos presentó?

En dos cuotas


El marido llega a su casa y quiere entrar al baño, pero su esposa se esta bañando él le pide que por favor salga que es urgente, ella se coloca una toalla y sale. Justo tocan el timbre, ella abre y es el vecino que le dice:
-Que bella estas Marta, si me muestras tus pechos te regalo 200 pesos.
La mujer lo piensa y acepta, se baja la toalla y le muestra los pechos. El vecino le dice entonces:
-Son hermosos, si te bajas toda la toalla te regalo otros 200 pesos.
La mujer sin pensarlo mucho se baja la toalla y se muestra toda. El vecino agradecido le entrega los 400 pesos y se va. Al regresar al baño el marido le pregunta:
- ¿Quien era?
- Era el vecino del frente...
- ¡Que bien! ¿me trajo los 400 pesos que le presté ayer?

Llore pues


Después del desayuno el esposo dudoso le pregunta a su esposa.
─Mi amor, si yo me muero, ¿tú llorarías por mí?
Y ella le responde:
─¡Claro mi amor, si tú sabes que yo lloro por cualquier pendejada!