Mostrando las entradas con la etiqueta Indios. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Indios. Mostrar todas las entradas

La voz de Dios


Va un explorador por la selva, cuando de pronto se ve rodeado por un grupo de salvajes caníbales con cara de poco amigos...
─¡Estoy acabado!
En esto que se abre el cielo, aparece un rayo de luz y se escucha una voz profunda:
─¡No, todavía no! Lo que debes hacer es quitarle la lanza al jefe caníbal y clavársela en el pecho a sus hija…
Esperanzado, el hombre busca al jefe con la mirada, pelea con él, le quita su lanza y la arroja contra el pecho de su hija, ante el asombro de todos los salvajes. Luego vuelve a mirar al cielo para oír la voz...
─¡Ahora sí... estás acabado!

Indio en casa de citas


Llega un joven indio a una casa de citas y le dice a la encargada: 
─¡Indio quelel mujel!, ¡indio quelel mujer!
 
─¿Tienes experiencia, joven indio?
 
─¡Pos… no!
 
─Entonces en ese caso, vete a la selva donde vives, búscate un árbol con un huequito, practica allá por un mes y regresas…¿de acuerdo?
 
El indio se va, practica como la mujer le dijo y al mes regresa con una tabla debajo del brazo. Al llegar le dice a la mujer:
 
─¡Indio quelel mujel…, ¡indio tenel expeliencia!
 
La mujer lo hace entrar y llama a una hermosa mujer para que lo atienda.
 
La mujer y el indio suben al cuarto, ella se desviste y el indio coge la tabla y le da tremendos tablazos en las caderas.
 
La chica, muy enojada, le dice:
 
─¿Qué te pasa, indio bruto, por qué me pegas con esa tabla?
 
Y el indio le dice:
 
─Indio quelel asegulalse que tú... ¡no tenel avispas en güequito!