Mostrando las entradas con la etiqueta Varios. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Varios. Mostrar todas las entradas

Que pena

Un hombre le dice a su amigo:
-Vea hermano, desde aquí en mi apartamento, puede ver como su mujer se la juega, mire por estos binoculáres para que se entere...
El hombre mira y empieza a exclamar:
-¡Uy que brazos los de ese man...!
¡Uy que piernas las de ese man...!
¡Uy que cuerpo el de ese man...!
¡Uy que "cosa" tiene ese man...!
Cuando ve que su mujer se desnuda, dice:
-¡Uy... que pena con ese man!

¿Amigos?

Estaban dos borrachos en un bar de la 5.ª y uno le dice al otro:
-Mira, yo hice el amor tres veces a mi mujer antes de casarnos... ¿y tú?
-Yo también, pero no sabía que se iba a casar contigo.

Del "Arriero"

Se encontraba mi amigo, el "Arriero" de Marquetalia, en la plaza de San Pedro, cuando el papa Francisco dio su primer saludo al público anunciándoles:
-Amados, hijos en Jesucristo; muchos cambios vamos a tener en nuestra Iglesia, para empezar y dado el modernismo de este siglo, de ahora en adelante podréis hacer tu confesión por la internet...
Y grita el "Arriero":
-Antonces qué, ¡ecelentísimo"parcero"!, ¿la comunión nos la mandan... por Servientrega?

Incendio

Dos trabajadores de la construcción preparaban  un asado cuando uno de ellos se empezó a quemar. El otro se quitó la chaqueta y empezó a pegarle con ella para apagarle el fuego. El que se estaba quemando gritaba:
-¡Dejame quemar..., dejame quemar...!
-¿Por qué, si trato de salvarte?
-¡Dejame quemar, o... saca el martillo de la chaqueta!  

Viejo malicioso

En la alcoba, el anciano susurra al oído de su esposa:
─Mijita, mi amorcito, ¡estoy sin calzoncillos!…
─¡Ay, duérmete tranquilo!... ¡mañana te lavo unos!

Los sacerdotes no mienten...


Una distinguida dama venia en un vuelo de Los Angeles y pidió al cura que venia al lado de ella que le hiciera un favor.
─Padre, ¿puedo pedirle un favor?
─Por supuesto, hija…, ¿Qué puedo hacer por ti?
─Mire, padre, compré una plancha para el cabello de regalo a mi mamá por su cumpleaños. Viene en caja cerrada y sé que sobrepasa el valor permitido por la aduana, y tengo miedo de que me la quiten. ¿Será posible que usted la pase por la aduana por mí? Se me ocurre que, quizá, debajo de su sotana.
─Me encantará servirte, hija mía, pero debo advertirte: no puedo decir una sola cosa que no sea la verdad… ¡siempre la verdad!
─No se preocupe, padre, con su investidura nadie se atreverá a revisarlo.
Al llegar a la revisión la señora dejó que el padre pasara antes que ella.
Preguntó el oficia:
─Padre, ¿trae algo que declarar?
Dijo el sacerdote,
─De la cintura para arriba, no tengo nada qué declarar...
El oficial de migración pensó que era una respuesta muy extraña, así que le preguntó,
─¿Y qué tiene que declarar de la cintura para abajo?
- Llevo un maravilloso instrumento diseñado para ser usado por las mujeres, pero que hasta este momento permanece sin estrenar ...
Soltando una carcajada, dijo el oficial:
─¡Adelante, padre!... ¡El siguiente!

Cambio


En una embarcación de vela van los esclavos remando, y el capitán grita: 
–Mis esclavos, les tengo una noticia buena y otra mala, ¿cuál queréis primero?
–¡La buena, la buena!...
 
─Después de seis meses, hoy os cambiaréis de calzoncillos…
 
─¡Bieeeeeeen! ¿y la mala...?
 
─Os cambiaréis... ¡unos con otros!

Drácula


Drácula conducía un auto a toda velocidad, y a su lado iba el Hombre Lobo, en ésas se va atravesando una viejecita con toda la calma del mundo, y el Hombre Lobo le grita a Drácula:
─¡Drácula, la viejiiiiita!
Y Drácula sigue a toda velocidad hacia ella.
─¡Drácula…, que la viejita!
 
Y éste acelera mucho más.
 
─¡Drácula, que la viejjj…!
 
Y… ¡zas!, que la atropella. Y el hombre lobo le dice:
 
─¡Uf, que alivio! Por un momento pensé que no la habías visto.

Chino enfelmito


Un chinito llama a su jefe y le dice:
─Jefe: Hoy yo no tlabajal, yo estal enfelmito, duele cabeza, duele panza, no voy tlabajo…
El jefe le responde:
─Mira Zedong, realmente hoy te necesito en la fábrica, cuando yo me siento muy mal, le pido a mi esposa que tengamos sexo, eso me hace sentir mucho mejor y puedo venir al trabajo con muchos ánimos. Deberías probar, te hará mucho bien…
Dos horas después , Zedong vuelve a llamar a su jefe y le dice:
─Jefe: ¡Chinito no shabel que decíl…, glacias pol consejo, ya sentilme mucho mejol, enseguida il a tlabajal, yo felicito mucho a usted, muy linda shu casa, muy glande shu cualto, muy guena shu esposha!

En coma


Se encuentra el paciente tendido en la cama y en la misma habitación su médico, abogado, esposa e hijos. Todos ellos esperando el suspiro final, cuando de repente el paciente se sienta, mira a su alrededor y dice:
─Asesinos, ladrones, mal agradecidos y sinvergüenzas.
Se vuelve a acostar y el doctor, confundido, dice:
─Yo creo que está mejorando.
─¿Por qué lo dice, doctor?, pregunta la esposa.
─¡Porque nos ha reconocido a todos!.

De actor


Se encuentran dos amigos en la calle y uno de ellos ve al otro muy felíz y le pregunta:
─¿Por qué estás tan felíz?
─Porque por fin podré realizar mi sueño.
─¿Cuál es?
─El de trabajar en una obra de teatro.
─¿Y qué papel te tocó?
─El de un rubio, feo, tonto y afeminado.
─¡Qué bien, sólo vas a tener que teñirte el pelo!

Primerizo


En la sala de maternidad el jubiloso padre tomaba demasiadas fotos a su bebé recién nacido. Le pregunta la enfermera:
─¿Su primer hijo, señor?
─No, ya tengo cinco. ¡Es mi primera cámara!

Abogado


Un abogado llega a su trabajo el primer día. Una secretaria entra en su despacho y le dice que tiene una visita; el abogado le dice que le haga pasar, entonces coge el teléfono y empieza : 
─...Y dígale al señor Gómez que no estaremos dispuestos a aceptar menos de tres millones, y que no se moleste en llamar a menos que esté de acuerdo en esta base. ¿Esta claro? (cuelga) Buenos dias, ¿en qué puedo ayudarle?
 
- Buenas, vengo de la telefónica a conectarle su teléfono.

Herencia


Un señor con una enfermedad terminal en el hospital decide reunir sus tres hijos, y repartir su herencia.
Al llegar ellos, les dice:
─Javier, a tí te dejo las casas del norte. Óscar, a ti las de la circunvalar, y a ti José te dejo las fincas de Cerrito. –Y... muere.
La enfermera, asustada, le pregunta a uno de los hijos:
─¿Así tenía de plata su papá?...
Y él responde...
─¡Nooooooooo!, nos estaba repartiendo las rutas de la mazamorra.

La mejor posición


En medio de una película pasa el acomodador del cine controlando que todos estén en sus asientos, de pronto por la fila ocho ve un hombre acostado en cuatro butacas, y le dice: 
- Está usted muy cómodo. ¿Quiere que le traiga unas palomitas de maíz y una gaseosa para acompañar?
 
- ¡No!... Pero podría llamar una ambulancia que me he caído desde el tercer piso!

Sediento


─¡Por favor, señora, vengo a pie desde el pueblo vecino, piedad con este pobre sediento…!
─¡Claro que sí, buen hombre…, un vaso de agua no se le niega a nadie!
─¿Agua? ¡Señora, le dije sediento, no mugriento!

Venta de biblias


Un cura le da 10 biblias a cada persona para ver cuántas podían vender, tres personas se van a vender las biblias y cuando regresan les dice el Padre:
─A ver tú, ¿Cuántas biblias vendiste?
─Yo vendi sólo 5 biblias.
─Muy bien.
─Y tú, ¿Cuántas vendiste?
─Yo vendí 7.
─Pues muy bien, ¿Y tú?
─Yo… yo las las ven… vendí to... to… todas.
─¡Que bien! ¿Y cómo lo hiciste?
─¡Es que… que les di…di….dije que… que me las com… com… pra…praban o se las le… le… leía!

El tarta... tarta... tartamudo


Unos cubanos deciden abandonar la isla, van a la playa y le dicen a un balsero:
-¡Chico, nosotros queremos ir a Miami, pero cuando tú veas que viene la guardia costera nos avisas para nosotros saltar del bote...
Y dice el balsero:
-Mu... mu...muy bi... bi... bien. Cu... cu... cuando ve... ve... venga la gu... gu... guardia, yo me pa... pa... paro y les gri... gri... grito: ¡Tí... tí..., ti... ti... tírense!
Ya estando en altamar, el balsero se para y les grita:
-¡Tí... ti...!
 
Todos los cubanos se tiran y el balsero termina:
-¡Ti... ti... tiburones!

Taxista


Un pasajero le toca el hombro al taxista para hacerle una pregunta. 
El taxista grita, pierde el control del coche, casi choca con un camión, se sube a la acera y se mete en una vitrina haciendo pedazos los vidrios.
 
Por un momento no se oye nada en el taxi, hasta que el taxista dice:
 
─Mire amigo, jamás haga eso otra vez, ¡Casi me mata del susto!
 
El pasajero le pide disculpas y le dice:
 
─No pensé que se fuera a asustar tanto solo le toqué el hombro.
 
El taxista le dice:
 
─Lo que pasa es que es mi primer día de trabajo como taxista.
─¿Y qué hacía antes?
 
─Fuí chofer de carroza funeraria durante 25 años.

¡Qué ayudita!


Un hombre le pide ayuda a su vecino para mover un sofá que se había atorado en la puerta. Uno se fue a un extremo y el otro también. Forcejearon un buen rato hasta que quedaron exhaustos, pero el sofá no se movió.
─Olvídelo, jamás podremos meter esto- dijo el hombre.
 
El vecino lo mira con extrañeza y le pregunta:
─¡Ah...! ¿Era pa meterlo?