Muy vivo

Un día un granjero cruza por su plantación con un costal a recoger algunas frutas, al llegar al río ve dos chicas bañándose totalmente desnudas. Ellas al verlo se meten en el agua hasta el cuello y le dicen:
─¡No vamos a salir de aquí hasta que usted se vaya!
─No vine a verlas a ustedes -responde el granjero levantando el costal- sólo vine a darles de comer a los cocodrilos

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.