¿Ocupado?

Estaba solo en el apartamento y una hermosa vecina golpea la puerta. Al abrir ella me dice:
─Estoy con unas ganas locas de divertirme, emborracharme y otras cosas más... ¡toditita la noche!, ¿tienes algún programa?
─¡Claro que no!
─¡Qué bueno!... Entonces, ¿puedes cuidar mi perrito?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.