El viejito en la cama, le dice a su esposa:
—Mija, baje al primer piso y me trae un helado, pero apunte para que no lo olvide...
—¡Yo lo recordaré, viejo!
—Y le pones fresas, pero apunte para que no lo olvides...
—¡Que no lo olvidaré!
—Ah... y le pones unas galleticas wafer, pero apunte para que no lo olvides...
—¡Viejo, te he dicho y una y otra vez, que no lo voy a olvidar!
Al rato sube la viejita con chocolate y pan y le dice el viejo:

—Te das cuenta vieja, por no apuntar... ¡se te olvidó el arroz con pollo que te pedí!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.