En cine


En la oscuridad de una sala de cine, se escucha el siguiente diálogo:
─Muñeca: ¿De quién son estos ojitos?
─Tuyos, mi amor.
─Y...¿de quién son estas naricitas?
─Tuyas, mi vida.
─Y...¿de quién son estos pechitos?
─Pues, tuyos.
─Y...¿de quién son estas trompitas?
─¡De Falopio!, ¡y... quitá esas manos de ahí!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.