Noticias


Un hombre salió de la Bogotá para pasar unas vacaciones en la ciudad de Cartagena. Al llegar al hotel, el esposo decide mandar un e-mail a su mujer. Como no encontró el papelito en donde había anotado la dirección de ella, trató de recordarlo de memoria.
Por mala suerte se equivocó en una letra, y el mensaje fue a parar a la dirección de la esposa de un pastor fallecido el día anterior.
 
Cuando la señora fue a revisar sus e-mails, dio una ojeada al monitor, gritó de horror y cayó muerta en el piso. Al oír el grito, su familia corrió hacia el cuarto y leyó lo siguiente en la pantalla: "Querida esposa, acabo de llegar. Fue un largo viaje. Aquí todo es muy bonito. Muchos arboles y jardines. A pesar de tener aquí pocas horas, me gusta mucho. Ahora voy a descansar. Hablé con el personal de aquí y... está todo preparado para tu llegada mañana. Estoy seguro de que te va a encantar. Besos de tu amoroso esposo. P. D.: Aquí hace un calor infernal...!".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.