¡Que fiera!


Llega un hombre muy borracho a la comisaría de policía y dice:
─¿Puedo ver al hombre, ¡hip!, que entró en mi casa anoche?
─¿Para qué?- le pregunta un policía
─Para que me explique.., ¡hip! ¿cómo entró sin despertar a mi mujer?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.